viernes, 30 de diciembre de 2016

Ecuación de Dirac

Dos partículas que en algún momento estuvieron unidas siguen estando de algún modo relacionadas.
No importa la distancia, ya sean kms.o sean años luz, aunque se hallen en extremos opuestos del universo...
Si dos sistemas interactúan uno con otro durante un cierto periodo de tiempo y luego se separan, son dos sistemas separados pero que, de forma sutil se han convertido en un solo sistema, influyendo el uno en el otro.
Es el entrelazamiento cuántico o conexión cuántica.

Esto lo he leído hoy y me ha sorprendido ya que desde siempre la física ha sido a mí lo que un teléfono móvil sería a un mono...le daba mil vueltas, examinándola cocienzudamente de arriba a abajo, la agitaba con cuidado acercándola al oído a ver si lograba atisbar algún sonido pero no lograba descifrarla; tan solo fogonazos que iluminaban  un segundo la infinita oscuridad. 

Y este es uno de ellos.


jueves, 8 de diciembre de 2016

Mario Benedetti. NO TE RINDAS.

No te rindas, aun estás a tiempo
de alcanzar, comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras,
enterrar tus miedos,
liberar el lastre,
retomar el vuelo...

no te rindas, que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros,
asaltar los cielos...

no te rindas, por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda
y se calle el viento...

hay fuego en tu alma,
hay vida en tus sueños,
que la vida es tuya
tuyo es el deseo,
porque lo has querido
y porque te quiero...

porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
hay que abrir las puertas,
quitar los cerrojos,
derribar murallas que te protegieron...

aceptar el reto,
retomar la risa,
ensayar un canto,
bajar la guardia, extender los brazos,
desplegar las alas, intentar de nuevo,
celebrar la vida,
asaltar los cielos...

hay fuego en tu alma,
hay vida en tus sueños,
porque cada día es un comienzo nuevo,
porque esta es la hora
y el mejor momento,
porque no estas solo,
porque yo te quiero.


sábado, 19 de noviembre de 2016

Arenas movedizas




Siento un desasosiego que no me deja comer, ni dormir, ni pensar, casi no me deja respirar.
Cada vez que la idea me asaltaba la desterraba rápidamente...no, nadie va a quererla tan llena de trastos, es demasiado grande, está hecha al gusto de mi padre pero, hete aquí que llega alguien y sin más quiere arrebatarme un trozo de alma.
En esta casa he vivido lo mejor de mi vida...he pasado maratones de noches de cine y tertulia, observado forrada en mantas las estrellas desde mi azotea cuando había luna nueva, casi acariciándola cuando estaba llena, aquí decidí estudiar eso que para nada me ha servido y aquí también mi padre, sin saberlo, me hizo decidir ir a Grecia y, gracias a eso, conocer al hombre más importante que ha habido en mi vida.
 Aquí  he pasado momentos que quedan grabados a fuego en mi mente, acaloradas discusiones sobre política, religión, mi padre brindando por sus triunfos socialistas (ay papá, si vieras cómo está el patio ahora), festejado las derrotas peperas y he visto ondear desde mi azotea una bandera republicana cada 14 de abril mientras atronaba la Internacional por las ventanas del ático en un gramófono....
y tantas otras cosas que no voy a contar...
Aquí murió mi madre, en ese cuarto por el que paso casi con los ojos cerrados pero cuya puerta jamás cierro, por miedo a no tener el valor de volver a abrirla.
Siempre he sido una mujer resolutiva, que mira la vida de frente y no se deja anular por los problemas pero, no sé qué me ocurre. Me aterraba la idea y he intentado combatirla, racionalizar, poner distancia, saber que es inevitable y que no es el fín  sino el comienzo de algo distinto...estupideces y parches que no han conseguido que no sienta ahora este vacio que me arrolla y hace que parezca una de esas bolas sin rumbo que se arrastran por el desierto en las películas del Oeste.
Esta casa soy yo, y eso ha de acabar. Lo sé, y desde hoy así lo asumo...o lo intento al menos.
Mi casa se vende.